Fraunhofer-nanocoating

En Alemania diseñan nanorecubrimiento que previene manchas de grasa

Investigadores del Instituto Fraunhofer de Microestructura de Materiales (IMWS) están desarrollando una nueva capa de nanocapas que evitará las manchas de grasa causadas por tocar superficies de acero inoxidable con los dedos, afectando el aspecto estético de los distintos electrodomésticos con este tipo de acabado y que también pueden dañar la superficie metálica.

 

INTERNACIONAL | Alemania | 25 de julio de 2019

 

El secreto está en una capa de recubrimiento que contiene aditivos especiales y es repelente al agua y al aceite. Los efectos de esta capa son dobles: cuando las partículas integradas en el recubrimiento se asientan en la superficie del acero inoxidable, la superficie se vuelve más áspera y su área de superficie aumenta.

Así, cuando un dedo entra en contacto con la puerta del refrigerador, solo toca los puntos elevados de la superficie y la grasa de la punta de los dedos nunca llega a las áreas bajas de la superficie de acero inoxidable, es decir que la superficie que realmente entra en contacto con la grasa es muy pequeña.

 

Este desarrollo es realizado en conjunto con científicos de FEW Chemicals, quienes se encargan de los sistemas de recubrimiento, mientras que Fraunhofer se concentra en el análisis de estas capas. “Estamos investigando las capas creadas utilizando microscopía óptica, electrónica de barrido y de fuerza atómica. Observamos qué tan grandes son las partículas individuales en el sistema de recubrimiento y si están o no distribuidas de manera homogénea”, dice Jessica Klehm, investigadora asociada de la unidad de negocios de Materiales biológicos y macromoleculares en Fraunhofer.

La investigación debió superar varios desafíos, como la reducción del tamaño de las muestras, que debían tener un grosor de no más de 60 a 80 micrómetros, es decir, aproximadamente el grosor de un cabello humano, mientras que el examen bajo un microscopio electrónico requiere una muestra mil veces más delgada. “No podemos cortar las muestras al tamaño utilizando una sierra, lo que destruiría el recubrimiento. Por lo tanto, incrustamos las muestras en resina y luego las trituramos hasta el espesor deseado”, explica Klehm.

 

Hasta el momento, los investigadores ya encontraron un sistema prometedor entre los distintos recubrimientos probados, y la tarea ahora es optimizar aún más el sistema. Las actividades de desarrollo deben completarse a finales de 2020, cuando la producción a escala industrial se entregue a FEW Chemicals.

 

Fuente: www.inpralatina.com