Alejandro Pueyrredón Atipat

“Formar gente es negocio”

Con seis años de vida, la Asociación Tecnológica Iberoamericana de Pinturas, Adhesivos y Tintas (Atipat), es la sucesora de Sater y quien lleva adelante la capacitación y actualización de los técnicos profesionales a través de la Escuela de Tecnología en Recubrimientos (ETR) ubicada en Vicente López, provincia de Buenos Aires. Su actual presidente, Alejandro Pueyrredón, nos cuenta cómo se vinculan con el sector y los proyectos académicos que preparan para el próximo año.

 

¿Cuál es la actividad principal de Atipat?

Hoy es una asociación de técnicos cuya misión es la de formar a través de distintos cursos y jornadas a los técnicos de las fábricas de pinturas. Por nuestras aulas pasan más de 100 alumnos por año y, a la vez, por el nivel y el reconocimiento que tenemos llegan alumnos de distintos países de Latinoamérica, principalmente para realizar el curso intensivo de formulador de pinturas en verano.

¿Cuál es la importancia de la capacitación en este rubro?

La importancia de la capacitación y de la formación continua habla de un nivel de calidad y desarrollo de la industria argentina, ya que otros países no cuentan con esto. Las fábricas de pinturas lo aprecian muchísimo porque tienen un lugar donde mandar a capacitar a su gente. A la vez muchas empresas nos han pedido cursos a medida y los damos dentro del lugar de trabajo. Formar gente es negocio. Por eso es importante que se capaciten tanto los técnicos como los vendedores.

¿El contenido se modifica según la demanda?

Los temas de alguna forma van cambiando. Dentro de la comisión directiva tenemos un comité científico con profesionales que dentro de sus fábricas van detectando necesidades a la hora de capacitar. Uno de los cursos más exitosos es el de colorista. Lo cierto es que dentro del mundo de la fábrica de pintura, siempre hay en temas claves necesidad de capacitación.

¿Cómo influye el avance de la tecnología?

En lo cuantitativo veo grandes posibilidades de crecimiento para el sector y esto va a impulsar, por razones de competencia y de crecimiento, a que las fábricas de pinturas se vean obligadas a desarrollar nuevos productos. Esto tracciona no solo hacia nuevas tecnologías sino también hacia la necesidad de entrenarse y capacitarse. Cuando los mercados están quietos o en crisis, es muy difícil que con ese pesimismo se generen ganas de capacitarse o innovar.

¿Qué novedades tienen para el año que viene?

Vamos a comenzar con los cursos a distancia en español, con lo cual se nos abre la posibilidad de aumentar la participación de técnicos de Latinoamérica a costos mucho más bajos. Somos la única institución de formación de técnicos de la pintura en la región.
Además, continuamos con los cursos presenciales: en febrero el intensivo de Químico Formulador de Recubrimientos (6 semanas), en marzo el regular de Formulador de pinturas (dos años), en mayo el de Colorista (5 clases) y en julio el de Producción de pinturas.

¿Realizan actividades no académicas?

Como institución de enseñanza hemos incursionado en algunos temas no técnicos porque nos pareció que había espacio. Por eso a mitad de año hacemos un seminario junto a la consultora Claves donde se informa a los socios aspectos cuantitativos del mercado de la pintura.

¿Cuál es el principal evento de Atipat?

Cada dos años tenemos el congreso Report que hacemos en Costa Salguero, es de cuatro días con expertos nacionales e internacionales. En paralelo, se realiza también una exposición de proveedores de materias primas. La próxima edición será del 4 al 6 de septiembre de 2018.

En octubre participaron de Abrafati en Brasil, ¿qué balance puede realizar?

En la Feria siempre tenemos un espacio para difundir nuestros cursos y es un punto de encuentro que brindamos a nuestros socios. Hace más de 25 años que voy y nunca vi tantos argentinos como en esta edición. Esto lo vinculo con que la industria viene creciendo y va a crecer, lo que genera mucho optimismo.

¿A qué atribuye ese crecimiento?

Los factores que impulsan el movimiento son la construcción y las escrituras por hipotecas que se están dando. El mercado de las propiedades está creciendo por el acceso a los créditos y cada casa nueva que se compre se va a pintar. También están creciendo las pinturas industriales para pintar maquinaria agrícola, caños, pavimentos, entre otros.

¿Cuáles son los temas actuales de debate en el desarrollo de pinturas?

La gran tendencia es el desarrollo de pinturas base agua que son más amigables con el medio ambiente y sustitución de solventes, es el gran tema a nivel mundial. En otro campo que estamos trabajando es la disminución del consumo de pigmentos con plomo. Cada país ya tiene sus restricciones pero no son iguales, estamos tratando de unificar las normas para disminuir la producción de este tipo de pinturas que lamentablemente sigue siendo muy alta y tiene un impacto en la salud muy grave.