Lic. Javier G Maldonado Moctezua

“La pintura protege las inversiones”  

En respuesta a la necesidad de contar con una institución que agrupara a los fabricantes de pinturas, recubrimientos en general, tintas para la impresión y productos relacionados, nace en 1944 en México la Asociación Nacional de Fabricantes de Pinturas y Tintas (ANAFAPYT). Hoy cuenta con 110 asociados, que representan el 95% de la producción nacional, en un país que tiene alrededor de 300 fábricas de pinturas. Su presidente, el Lic. Javier Maldonado Moctezuma, dialogó con Pinturas & Negocios.

¿Cómo es el mercado de pinturas en México?

En el país se producen 900 millones de litros al año con un consumo per cápita de 7 u 8 litros, dependiendo del sector. Es un mercado maduro que va creciendo, no en forma descomunal, sino más bien en relación al PBI.

¿Qué segmento tiene mayor impacto?

La industria automotriz tiene un impacto muy directo en la fabricación de pinturas. Hay 21 plantasautomotrices y cuando se baja su producción, de manera directa baja la de pinturas. Es un sector muy especializado con un alto valor, sin embargo el segmento más grande, como en todos los países de la región, es el arquitectónico con el 60% aproximadamente, es decir 540 millones de litros. La inversión que se ha hecho en vivienda, que ha sido muy alta, hizo que se creciera en esta línea. A su vez, el aumento del turismo también influyó porque en el último año México tuvo 19 millones de visitantes, lo que hace que los hoteles se refaccionen y ese es otro factor importante para el segmento arquitectónico.

¿Hacia dónde observa que va el crecimiento futuro del sector?

Va a estar enfocado en función del ingreso per cápita de la gente y en que las asociaciones les hagamos ver a los consumidores que la pintura no solo es para ver un espacio más bonito sino que realmente protege las inversiones que más trabajo les cuesta como son la compra de una casa o un automóvil. Entre altas y bajas seguiremos con un promedio del 2 o 2.5% promedio.

¿Cuál es la prioridad de la Asociación?

Estamos empeñados en capacitar al consumidor, por lo que acabamos de hacer junto a la Universidad de las Américas ubicada en Puebla, un Laboratorio de Pinturas y Recubrimientos para informar qué pinturas son las que realmente cubren las necesidades y las normas que están vigentes, ya que el mercado no siempre las cumple. Se hizo una inversión en común, entre ambas instituciones, para garantizar la confidencialidad porque si bien todos dentro de la Asociación tenemos problemas comunes, a la vez somos competidores. El objetivo es informar cuáles son las marcas que cumplen la norma vigente, y tendrán un sello propiedad de la Asociación para identificarlas. El análisis se realiza sobre las pinturas que las empresas requieran llevar al laboratorio. Este proyecto se puso en vigencia en el mes de agosto y llevará uno o dos años implementarlo.

¿Qué otros temas trabajan?

En la conciencia ambiental para hacer productos cada vez más ecológicos, el intervenir con programas para recolección de residuos después de pintar, tener acuerdos con los gobiernos para las zonas grises sobre cómo utilizar las pinturas sobrantes en obras para los más necesitados, por ejemplo.

¿Cuáles son los conflictos que ve en el sector?

Uno de los problemas es el lograr que todos los fabricantes entremos en el mismo canal para orientar al consumidor. De repente encontramos una publicidad que no corresponde a lo que tiene el producto, como son los parámetros ecológicos. La autoridad no tiene la capacidad como para verificar los productos, por lo que creo que por ahí tendremos que trabajar mucho desde la Asociación.