Color Drenching, técnica revolucionaria para espacios reducidos

En el diseño de interiores, el color se destaca como una herramienta poderosa. Una tendencia en auge es el Color Drenching o ‘Inmersión de Color’, una técnica que busca sumergir un espacio en una sola tonalidad o una paleta de colores relacionados, creando así un ambiente monocromático único y cautivador.



INTERNACIONAL | 27 de febrero de 2024


La técnica del ‘color drenching’ es emocionante y ha revolucionado el ámbito del diseño de interiores. El impactante efecto visual que logra transforma por completo el espacio. En esta nota se encuentran todas las particularidades de esta técnica e imágenes de cómo se ve aplicada en distintos ambientes.


¿Qué implica el color drenching?

La esencia del color drenching radica en la creación de un diseño cohesionado y llamativo que evoca un determinado estado de ánimo o atmósfera. Al utilizar un solo color como dominante en todo el espacio, se logra una apariencia distintiva y contemporánea, que puede ser audaz y enérgica o relajante y armoniosa, según la elección del color y su combinación con otros elementos decorativos.


¿Cuál es ventaja principal?

La ventaja clave es su versatilidad, ya que se puede aplicar a una variedad de espacios. Aunque no cambie las dimensiones físicas de una habitación –tu dormitorio seguirá teniendo los mismos metros cuadrados–, genera una percepción diferente: más luminosa, atractiva y mágica. Tiene el poder de realzar cualquier rincón de la casa, creando un ambiente cautivador, acogedor y contemporáneo.

Esta técnica será apreciada por los entusiastas de la moda y, especialmente, por aquellos que adoptan el total look, la tendencia de vestirse completamente de un solo color: pantalones, cárdigan, camiseta, zapatos y accesorios. Una tendencia que ha conquistado las pasarelas y las calles y que ahora llega a los hogares.


¿Cómo aplicar la técnica del color drenching?

Aunque parezca sencillo, este truco requiere atención a la luz natural que ingresa a la habitación para crear combinaciones adecuadas. También implica un enfoque arriesgado para aquellos que no están acostumbrados a ver el techo pintado de un color diferente al blanco. Es importante evitar colores oscuros en espacios demasiado pequeños, pero no descartar la idea por completo si hay posibilidades.

De todas formas, el color drenching está de moda, no solo porque resulta muy favorecedor, sino también porque es un paso más hacia la meta de hacer que tu hogar luzca más espacioso. A continuación, te presentamos algunos ejemplos con esta técnica bien aplicada para inspirarte.


En microcemento

Hay materiales, como el microcemento, que aceptan un gran número de pigmentos para que puedas jugar con el color. En este ejemplo de Cement Design el rosa es el protagonista de suelos y paredes, pero también del lavabo de obra. 

Foto: Cement Design

Todo a un color

Uno de los interiores del libro de Phaidon que organiza interiores del mundo por colores, Living in color. En esta propuesta, el rojo se apodera del escenario en diversas intensidades, desde el suelo y el techo hasta las paredes y el mobiliario. Una elección audaz para los más atrevidos.

Foto: Derek Swalwell


Tendencia Barbiecore

En el proyecto de Patricia Bustos que forma parte del libro “El color en el diseño de interiores”, el rosa se convierte en uno de los colores protagonistas del año. La tendencia Barbiecore ha abierto paso a la invasión del rosa en la decoración de interiores, ofreciendo un enfoque llamativo y atractivo.

Foto: Juan Carlos de Marcos

Mimetizadas

Las puertas pintadas con el mismo color que la pared pasan desapercibidas, ofreciendo una solución original y especialmente efectiva cuando las paredes presentan tonos oscuros.

Foto: Koll

Paredes y adornos

La tendencia de color drenching va más allá de las paredes y el suelo, permitiendo agregar toques de la misma tonalidad a través de detalles decorativos, como se aprecia en este salón de la residencia en Melbourne diseñada por Doherty Design Studio.

Foto: Derek Swalwell

De obra

Los lavamanos incorporados, ya sea con revestimiento de azulejos, como se observa, o utilizando otros materiales como piedra sinterizada o microcemento, proporcionan un excelente lienzo para aplicar la técnica de color drenching. En este baño, las baldosas amarillas de la pared se extienden de manera armoniosa hasta la encimera integrada.

Foto: imagen subliminal (Miguel de Guzmán + Rocío Romero)

Fuente: Arquitectura y Diseño