Foto Rodolfo Seró_AkzoNobel

“Innovación y sustentabilidad, dos ingredientes vitales”  

Su capacidad de adaptarse a los cambios del consumidor y del mercado, hacen de la multinacional AkzoNobel una empresa que transciende. Desde su planta industrial en la localidad de Garín (Buenos Aires), en la que fabrican sus productos Alba, Cetol y Brikol, Rodolfo Seró -Gerente General de Pinturas Decorativas- comparte las principales características con las que van dejando huellas en su camino.

 

¿Cómo está conformada hoy la empresa en Argentina?

En el país tenemos una planta industrial en la localidad de Garín, ubicada en la Provincia de Buenos Aires, en la que producimos nuestras marcas Alba, Cetol y Brikol.

¿Qué características mantienen de aquella empresa creada en 1925?

La búsqueda permanente de la excelencia, el compromiso real y genuino con quienes nos eligen, la calidad de nuestros productos y la generación de valor en el entorno social en el que operamos, son parte de nuestro ADN.

A esta fórmula se suman ingredientes para nosotros vitales: la innovación y el foco en la sustentabilidad. La innovación es una búsqueda incesante de nuevos horizontes, y la sustentabilidad uno de nuestros Principios Fundamentales que está presente en nuestro día a día y en el diseño de cada producto que colocamos en el mercado. Somos fieles a nuestras convicciones y a nuestra razón de ser como empresa, algo tan simple, pero tan importante.

¿Y cuáles son los cambios que considera clave para mantenerse vigente en el tiempo?

La capacidad de comprender los cambios sociales y las dinámicas del mercado, concentrándonos en las inquietudes de aquel que nos elige y no únicamente en aquello que ofrecemos. Para nosotros nuestras marcas son más que color y protección. A través de las mismas damos respuesta a comportamientos, a nuevos hábitos. Identificamos cómo podemos agregar valor desde nuestros productos a las distintas formas de habitar el hogar, la oficina, o el espacio que sea.

¿Qué significó para Alba su adquisición por parte de AkzoNobel tanto a nivel nacional como internacional?

AkzoNobel es la firma líder a nivel global en pinturas y recubrimientos. Formar parte del grupo sin lugar a dudas fue la demostración concreta de la solidez y liderazgo de la marca en la categoría a nivel nacional, con una completa validación global.

El aprendizaje es continuo, los cambios en el mundo son abruptos y el pertenecer a un grupo en el que la innovación es el modo de ser y hacer, provoca un crecimiento permanente en todos los sentidos de la palabra.

¿En qué aspectos focalizan la innovación en el desarrollo de sus productos?

La búsqueda de nuevas propuestas es permanente. En este sentido, el hecho de pertenecer a un grupo global nos permite adicionar a lo local la experiencia de más de 80 países alrededor del mundo, permitiéndonos traer experiencias exitosas en otros mercados a las manos de los consumidores argentinos y viceversa. Un ejemplo claro de esta forma de aprovechar la escala global fue el reciente lanzamiento de Albalatex Ultralavable, un lanzamiento global que adaptamos a la realidad local, lo que nos permitió ofrecer a los consumidores lo que hay de más avanzado en tecnología a nivel global. Es un camino de ida y vuelta, y otro ejemplo en este modo de operar es el Cetol Balance, una iniciativa local que ya se ha implementado en otros países.

¿Qué tienen en cuenta para establecer las tendencias en colores, productos o tecnologías?

Estudios sociológicos, antropológicos y de diversas disciplinas que nos permitan entender a los comportamientos de las personas. Aquellos análisis que nos indiquen las nuevas necesidades, los hábitos, gustos, intereses. Allí está la clave para anticiparnos.

¿Cómo definiría al consumidor argentino?

Exigente, siempre en búsqueda de soluciones que ofrezcan múltiples respuestas, decorativas y funcionales. El consumidor argentino valora las buenas experiencias, así como recuerda las malas. Para nosotros es crucial que su contacto con nuestras marcas siempre represente un momento satisfactorio. Desde la instancia en que busca información sobre nuestras soluciones, el momento en que elige acercarse a un punto de venta a evaluar nuestros productos, cuando efectúa la compra, aplica nuestras pinturas y disfruta de sus beneficios. Es nuestra responsabilidad y compromiso que cada uno de esos pasos sea positivo y que el resultado final sea que nos vuelva a elegir.

Queremos hacer de la experiencia de compra algo placentero y queremos ayudar a los consumidores y profesionales, en esta jornada de decisión, facilitando la elección del producto indicado, el color deseado y el vínculo con el canal distribuidor y el profesional de pintura.

¿Cuáles son las principales oportunidades y dificultades que encuentra en el mercado argentino?

El consumo por habitante continúa estando por debajo de países con economías comparables. Creo que aquí, observando la cadena desde la producción al consumidor, tenemos mucho para seguir mejorando, y de esta forma hacer que más consumidores se animen a pintar, aumentando la frecuencia de compra y haciendo de cada “pintura” una experiencia recompensadora. Claro que muchas veces este deseo de transformar y embellecer los hogares se choca contra la realidad de una economía que presenta altos y bajos. Sin embargo, el proceso no se detiene, solo se adapta a la realidad.

Muchos consumidores cambiaron su estrategia de pintura y en lugar de pintar toda la vivienda eligen intervenir algunas áreas. Esto lo vemos también en mercados maduros donde, a pesar que la economía estable permite planificar con anticipación, los consumidores pintan superficies menores, pero más frecuentemente. Mientras que en la Argentina el consumidor tiene contacto con la pintura cada 40 meses, en países de economías maduras esto cae a menos de la mitad.

En más de 90 años aprendimos que no hay buenos ni malos momentos, hay situaciones que deben ser afrontadas creativa y estratégicamente para capitalizar enseñanzas y cuestionar verdades que tal vez pueden tener nuevas respuestas.

¿Cuáles son las próximas metas?

Nuestro principal desafío es continuar ofreciendo a los actuales consumidores productos y herramientas innovadoras para ayudarles en el proceso de pintura, facilitando el sueño de la renovación y transformación de los lugares donde viven, o trabajan o estudian. Para esto queremos seguir innovando no solo a través de nuevos productos, sino también de herramientas tecnológicas que auxilien al consumidor en el proceso de pintura desde el inicio, para transformar esto en una experiencia placentera que los motive a seguir transformado, incorporando nuevos consumidores y transformando los lugares para hacer ciudades más vivibles.